Yo soy tu Madre

¿Por qué a mí?

Yo Soy...

Mensajes   desde el Cielo

"aDIÓS te digo"

“¿Lo has intentado? ¿Has fallado? Intenta de nuevo. Fracasa de nuevo. Fracasa mejor”.  Tomada de la siguiente liga: 

Hijo mío, hay cosas que tú no sabes, se te olvidaron cuando llegaste a éste mundo.

Eras luz pura y el camino y aprendizaje de tus padres lo viviste muy de cerca, tan cerca que se te olvidó tu luz, tu poder y tu capacidad de amar.


Ése no es el destino que hay para ti.


Eres ejemplo de vida y de amor, un amor que no has sabido llevar acabo y en tu inocencia has dañado a los demás.


No. No eres mala persona. Hay cosas que no sabes porque no te has atrevido a mirar, a mirarte frente al espejo desnudo, perfecto, sin anillos, sin apegos, sin marcas ni etiquetas.

La verdad se encuentra en tus entrañas y en lo más íntimo y divino de tu Ser.

 Es tiempo ya de “desnudarte” de quitarte las etiquetas y de emprender el vuelo hacia la realización personal.

 Mira, mírate y aprende.


Aprende y ten el valor de cambiar.


Cambia y vuela.


Cambia y volarás.


Con amor,


Virgen María

NO. No lo volverás a ver, al menos no como estabas acostumbrada, entiendo que no quieras saber de mí ¿Eres cristiana? ¿Budista? ¿Atea? Honestamente nunca me a importado tu manera de predicar tu espiritualidad o la de tus hermanos, lo único importante es el amor. Es momento de regresar a lo más básico y más importante en ésta vida: el amor propio. Deja que entre mi luz en tu corazón y en tu vida, eres parte de mí. No quieres saber de mí pero quieres que te cargue porque ya no tienes fuerza, pues créeme te estoy cargando y esa sonrisa detrás de tu tristeza para proteger a tu bebé se te agradece infinitamente pero esto es lo que debes hacer: déjalo encargado un día y una noche entera, permítete SENTIR deja de darle tantas vueltas a la situación que éste cerebro tuyo terminará por volverte loca. ¿Sientes coraje, tristeza, enojo? Permítete sentir ¿te sientes culpable porque una parte de ti se quitó un peso de encima con su partida? No importa, eres humana. Yo sé que jamás lo vas a reconocer pero también te conozco, ante mí no puedes fingir y no tienes porque hacerlo pues soy amor puro y jamás te juzgaré por sentir. Golpea la almohada, limpia el piso con tu llanto, grita, aúlla como un lobo, déjate llevar ese día porque te estarás desintoxicando del pasado. Sí, es pasado.

No te preocupes por tu bebé, no te preocupes por lo que hiciste o dejaste de hacer. Y no, no vas a ser padre y madre, eres madre y eso es suficiente, su padre ya se transformó, ya hizo lo que le tocaba. A ti, que estas leyendo esto, te toca luchar por tus sueños, te toca dejar tu espacio mejor que como lo encontraste, vas a sonreír, vas a amarte y amar como nunca, vas a disfrutar de las derrotas, de la lucha, de la entrega y del resultado. Y tú que no has perdido a nadie, anda ve y vive también. NUNCA, NUNCA, NUN-CA vas a saber cuando te irás o cuando se irán, no es cuestión de tiempo, edad, salud o suerte, es algo que no comprenderás y no tienes porque hacerlo. ¿Sabes que me vas a decir el día que te lleve conmigo? “Lo volvería a hacer” sí, leíste bien, volverías a la tierra y lo repetirías. Así que anda, VIVE.

Hijo mío, tú eres perfecto tal y como eres; y no me refiero a las decisiones que has tomado últimamente, me refiero a tu creación. Aquel día que la naturaleza hizo lo suyo y te formaste PERFECTO:

Precioso
Enorme
Riendo
Fuerte
Engrandecido
Creyente
Tierno
Omnipresente

 Te fuiste haciendo “real” sin embargo, esa realidad es solamente de la gente que te rodeaba. No era la tuya, jamás lo fue y lo sabes, por eso estás leyendo esto, porque hay un mensaje para ti. Aquí no hay casualidad, no hay errores simplemente el SER.

Pregúntate quién realmente eres y si estas eligiendo lo que en verdad hay en éste planeta para ti, lo que realmente eres para los demás, para tus compañeros de vida, los animales, las plantas y todo ser vivo que son energía así como tú.

¿Desde dónde piensas operar? ¿El miedo? ¿El enojo? ¿La soledad? ¿El amor?

Todos somos parte de un todo, hónralo pero primero hónrate a ti mismo, eres creador, desbloquea tu creatividad pues es, y siempre ha sido infinita, diviértete, que es lo más importante. Saborea el momento.

Te amo,

Virgen María

 

La VIDA Me Rompió el Corazón

Se fue, te fuiste y te llevaste los problemas, los pleitos y los malos entendidos. Estoy enojada, estoy  molesta contigo, conmigo y con nosotros, de Dios honestamente ahorita no quiero saber. De pronto siento que estoy en un laberinto y en el suelo esta el rompecabezas de nuestra historia, no puedo unir los pedazos porque ya no estás tú y ya no tiene caso, para ser honesta tampoco tengo energías. Si decido levantarme es porque aquí esta con esa mirada dulce nuestro bebé, veo infinita posibilidad en su andar y sí me siento culpable, derrotada, sin sentido. Me pregunto ¿Qué puede haber hecho diferente? No fue suficiente lo que hice, ¿verdad? ¿A caso esto es un castigo o qué es?

Todavía no decido si me causas más problemas vivo o muerto, te extraño muchísimo, me hubiera gustado besarte más lentamente, cerrar los ojos mientras inhalaba tu aroma para disfrutarla (todavía puedo olerte). Por favor perdóname prometo perdonarte también, es más ya lo hice. Pensé que eras mi vida y me cuesta tanto aceptar que no es así, pues ya no estas y aquí sigo yo. Gracias, gracias por tu luz, gracias por todos los buenos momentos y los tragos amargos también porque gracias a ellos soy quien soy y te amo, siempre creí que amar es una decisión y hoy no se siente así, simplemente no lo puedo evitar. Simplemente te amo. Aquí dejaste a nuestro bebé ¿Cómo voy a ser mamá y papá? ¿En qué estabas pensando? Ok, no te suicidaste pero ¿Qué acaso no pudiste negociar con Dios tu regreso? Honestamente no lo puedo creer, esto es una pesadilla y seguramente al rato te voy a ver.



"¿Por qué me hablas a mí?" Le pregunté a la Virgen María. Me considero muy "open mind" y a pesar de ser católica creo en casi todas las religiones. Me contestó lo siguiente:

Hijita te hablo a ti porque me escuchas y porque eres lo suficiente valiente para compartir mi mensaje. Te amo, los amo a todos pero andan distraídos, lo material (que es muy valioso) lo toman banal, están confundidos, deben despertar. Están en un mundo material y espiritual, parece que hay quienes olvidan lo espiritual y lo material lo mandan a lo banal, haciéndose daño a ellos mismos. Su corazón se rompe y corrompe con los sentidos, con lo exterior.

Si tan sólo vieran su interior encontrarían la paz que tanto buscan, la felicidad, la verdad está en su ser.

Mi niña gracias por ser valiente, por ser atrevida y por compartir. Serás juzgada pero es parte del “juego”.

¿Qué acaso Yo no sigo siendo juzgada por ser virgen? Les traigo un mensaje de amor y lo único que pueden decir es: “No era virgen”. Eso no me duele, los comprendo, pero ¿podrían dejar ese tema de lado y ver el verdadero mensaje de amor?

Yo les aseguro que TODOS han experimentado cosas inexplicables, pero no se atreven a voltearlas a ver con el corazón, ahí está la respuesta.

Tengo el corazón roto, y no es por amor de pareja, es el amor a la vida. Pensé que sería más fácil generar mis logros y que todo pasaría sin sus altos y bajos, a veces me siento un poco triste por no estar en donde yo me proyectaba hace 10 años. Pensé que todo sería más claro y que el camino seria recto.

 Tienes roto el corazón, tienes expectativas muy altas y así deben permanecer, pues no eres una persona mediocre. Pero quisiera que vengas conmigo, te voy a mostrar algo. Ahí está tu corazón, míralo no esta roto ¿Ya viste lo que tiene? Es una espina. Es la espinita que no te deja avanzar. NO tienes roto el corazón tienes la espina de los que intentan, de los que se caen, de los que se arriesgan, permíteme que te la quite. Ahí está, ya no la tienes. Te quedó una herida muy pequeña, va a sanar en cuanto aprendas tu lección. Que sea rápido porque ya te estas acercando a la meta. Te voy a decir algo que tienes que saber. Tu misión es mi misión. Que no te quede duda que estoy contigo, somos un equipo. Mientras te mantengas en le pureza de tu alma y operes desde el amor. No importa lo que hagas mi misión es tu misión, NADA absolutamente NADA nos detendrá.