Mensajes   desde el Cielo

Hay una voz que me dicta mensajes y no me queda más que escribirlos y compartirlos...

Me salvastePrimero

Hija mía tú me quisiste rescatar de mi muerte, lo que no sabías es que ya me habías rescatado. Hubo momentos en los que yo me sentía muerta en vida, pero te veía y no me dabas otra opción más que salir adelante, lo que pudieron haber sido meses o tal vez años, fueron tan sólo momentos porque ahí estabas tú.


Tú me rescataste en vida, conocí mi poder gracias a ti. No sabía que llegaría tan lejos, y todos esos momentos que pasé contigo y que pase sola en verdad los disfruté. Aprendí a amar la vida y que las tragedias te pasan para algo, no hay errores. Es lo que nos hace crecer, es lo que nos hace más fuertes y es lo que nos hace que nos unamos más.

 Esos días después del terremoto era mi deber rescatarte. No iba a permitir que te metieras en los escombros para que te enterraran junto conmigo.  Esa cinta amarilla, ese hombre arrogante, esa malla que te separaba del edificio la puse Yo. Tienes que saber que no voy a dejar de protegerte ni si quiera desde acá.


Yo ya cumplí mi tiempo en la tierra, ahora estoy en un lugar hermoso lleno de amor, es inexplicable, aquí ya nada importa, todo es perfecto y es una paz que no puedo describir.

 Ahora te toca a ti, ser fuerte, vulnerable, reír, aprender y sobre todo ser tu misma. Vas a lograr todo aquello que te propongas, tente paciencia y Fe.

 

Te amo,

Tu Mamá.